Publicado el

4 IDEAS SOBRE EMPRENDIMIENTO

4 ideas sobre emprendimiento

Emprender es, según la RAE «acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran dificultad o peligro». En la vida real, esto supone empezar a plasmar todas aquellas ideas que te habían llevado a plantearte el comienzo de un nuevo negocio.

Suena bien… eh? Sí, suena bien. Suena apasionante… y lo es!! Pero también es arriesgado, y requiere grandes esfuerzos, largas jornadas laborales, intensos días de planificación y preparación de las estrategias… y aún así es muy difícil tener un negocio realmente existoso.

El emprendimiento supone abandonar la comodidad y la seguridad que ofrece un puesto de trabajo por cuenta ajena, porque realmente lo que se esconde detrás de esa palabra tan cool «emprendedor» es otra mucho menos glamurosa, que se llama «autónomo». Que, como todos saben, en el diccionario del pueblo «autónomo» es igual a «pringado».

Como puedes comprobar, en este artículo no vamos a hablar de lo fabuloso que es el mundo de los emprendedores, porque en la vida real no te encuentras esas historias de negocios que empiezan en un garaje y terminan a lo Bill Gates (por lo menos no es lo habitual). Así que en este artículo, desde mi perspectiva personal, vamos a hablar de lo que supone emprender y de lo que influye la formación en el éxito empresarial…

Es verdad que cualquiera puede emprender, sí, cualquiera puede decidir montar un negocio con mayor o menor fortuna, pero el significado real de esta palabra no es «ser vendedor» es «ser creador de algo nuevo», esta es la diferencia. Todo emprendedor debe aportar valor a su obra, poner su alma y plasmar su espíritu en su negocio, sólo así, contagiando su pasión podrá diferenciarse de otros que también venden sus mismas ideas… En este artículo te presento los puntos básicos que debes tener en cuenta a la hora de emprender:

Emprender es igual a repetir.

Todo está inventado. Sí, como lo oyes. Seguro que por mucho que pienses en crear un negocio súper moderno con la última tecnología espacial de la NASA, seguro, que hay alguien que lo hace ya; y muchas veces, mejor que tú. Tenía un profesor en la facultad que siempre decía: «copiar es igual a innovar», y así debe ser porque existen cientos de empresas dedicadas a lo mismo en todos los sectores. Lo que te va a diferenciar de la competencia no es la idea de negocio en sí, si no el alma de la misma, tu pasión y tu enfoque. Haz tuya la idea, dale personalidad y valor y déjala fluir…

Emprender es igual a aprender.

Vas a tener que estudiar de nuevo. Lo siento, esto es así. Cuando empieces tu negocio tendrás que planificar horarios y recursos, buscar financiación, gestionar personal y contactos, elaborar el plan de negocio, las estrategias comerciales… por no hablar de la contabilidad, los impuestos, las tasas, los trimestres, el plan de medios… todo ello mezclado con la gestión de proveedores, clientes antiguos y captación de nuevos. Por eso, aunque seas un crack en las finanzas, por ejemplo, y te muevas como pez en el agua entre impresos y TC´s, vas a tener que abordar muchas áreas en las que nunca has trabajado, y eso requiere un peaje que todos deben pagar.

En este punto juega un papel fundamental la formación, cuanto mayor sea el nivel formativo en las diferentes áreas que abarca un negocio (marketing, finanzas, organización, gestión de equipos, gestión de tiempo…) mayor probabilidades de éxito tendrá.

Emprender es igual a gastar.

Especialmente al principio. Me hace mucha gracia esos «cuchins» que van de guays por la vida diciéndote cosas como «Trabaja desde casa y genera ingresos sin inversión inicial», a estos les digo… ¿Perdona…? ¿Querrás decir: trabaja ilegalmente desde casa y genera ingresos que no puedes justificar? Porque no sé si saben estos estupendos consejeros que no se puede facturar sin ser «emprendedor», que se pronuncia: «autónomo», y no se pueden justificar ingresos extras por actividad sin lo mismo… Así que… ¿qué me estás contando? No, señores y señoras, no puedes emprender sin dinero, por lo menos sin un pequeño capital de inversión. Por otra parte, estos «cuchins» dan por supuesto que generas ingresos directamente por crear una empresa. Tú creas la empresa y directamente vendes y te haces rico. Pues también lamento deciros que no, no va a ser así, por lo menos, en la inmensa mayoría de los casos.

Emprender es igual a motivar

Junto con la idea y la formación, la motivación forman, desde mi punto de vista, los tres pilares básicos del emprendimiento. Una buena idea gestionada eficientemente te lleva a la creación de una empresa fiable y estable pero existen muchas personas con grandes ideas y bien cualificados que fracasan en sus negocios porque les fallan aspectos como la venta.

Os puedo adelantar en primicia, sólo para lectores de este blog, que sí, los primeros meses son los peores: presentarte, dar a conocer tus servicios, contactar con proveedores que confíen en tu marca… todo ello conlleva desgaste. Y es aquí donde la motivación juega un papel fundamental. Otro día hablaremos de las causas de la desmotivación en la empresa (que son muy interesantes)… En nuestro papel de emprendedores debemos mantener siempre una alta motivación teniendo siempre en vista el objetivo que perseguimos y las razones que nos llevaron a lanzar nuestra idea. Sólo así conseguiremos transmitir nuestra pasión y plasmarla en nuestros servicios.

Así que ya lo sabéis, para los que vayáis a emprender ahora tened en cuenta, si queréis, estos consejos que no os serán de gran ayuda en la puesta en marcha de vuestro negocio, pero os darán una pincelada sobre lo que significa realmente emprender en la vida real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *