Publicado el

Cómo presentar un proyecto. Ideas.

Presentación de proyectos

La presentación de proyectos es un paso fundamental por el que tienen que pasar todas las empresas en mayor o menor medida, y es especialmente necesario en el caso de l@s emprendedor@s, que quieren dar a conocer su actividad. Y es precisamente este punto el que suele resultar uno de los más incómodos para la mayoría de aquellos que necesitan hacer visible su trabajo a través de una presentación.

La presentación de un proyecto puede deberse a diferentes razones: para optar a una ayuda o subvención, para presentar las últimas novedades de su sector, para exponer sus servicios a un posible cliente… en cualquier caso, es siempre un momento de nerviosismo e inseguridad debido a las expectativas sobre el recibimiento que nuestra exposición creará en el oyente o lector del mismo. Este momento de incertidumbre, aunque natural, debe ser evitado. Los nervios en la presentación suelen estar acompañados por dificultad expositiva, discurso entrecortado y expresión de inseguridad, y esto puede provocar en nuestros referentes una sensación de imprecisión en la propuesta. En muchos casos, aunque la idea que presentamos sea realmente fantástica, es nuestra actitud la que falla, creando dudas y desconfianza en nuestro cliente / oyente.

Esta inseguridad puede ser debida a múltiples razones… en otro post hablaremos de ellas y de sus posibles soluciones, pero hoy daremos unas pautas clave para que la presentación de idea resulte todo un éxito.

  1. Conocer el producto

Puede resultar una obviedad, pero no lo es tanto. Muchas veces, especialmente en las exposiciones orales, hay una persona que es la encargada de hacer las presentaciones porque acusa menos el nerviosismo del que hablábamos antes. Pero en muchas ocasiones dicha persona no es la que originalmente tiene la idea y la desarrolla, por lo que debemos asegurarnos de que el producto está debidamente definido y que en caso de dudas sepamos responder sobre cualquier característica de lo que estamos presentando, sin vacilaciones y con eficacia comunicativa.

  1. Explicación del proyecto

Explicar de forma clara y lo más concisa posible las claves del proyecto. Evita complicadas explicaciones innecesarias sobre el funcionamiento interno, programas empleados… Ve al grano y a lo que tu cliente está esperando saber: qué es lo que presentas, cómo funciona y cómo le beneficiará.

  1. Definir el público

Es un error frecuente en las presentaciones. El proyecto debe ir dirigido a un target determinado si éste no coincide con el público al que tú te diriges, la exposición será un fracaso. La presentación debe estar siempre dirigida y enfocada hacia el sector al que pretendes llegar, por eso, la personalización en la presentación es fundamental. Estudia tu objetivo e intenta centrarte en sus necesidades a la hora de explicarlo, empatía y originalidad dos pilares de la exposición.

  1. Resaltar lo novedoso

En la presentación debes hablar del conjunto del proyecto pero especialmente centrarte en lo novedoso del mismo, en las características que lo hacen único y que te van a diferenciar de la competencia. Vas a montar una confitería, ¿que te va a diferenciar de las que existen? Tu exclusividad de chocolate que sólo tú importas de Colombia? Tus novedosas pastas creadas con un ingrediente hasta ahora no utilizado en repostería? Tu servicio de entrega a domicilio? Existen muchos negocios del mismo sector pero la diferencia con la competencia es lo que permite crecer a unos frente a otros.

  1. Tener un plan definido

Toda presentación debe terminar con la aportación de un plan de negocio. En otro post hablaremos con detenimiento de éste y de cómo crearlo. Pero debes de tener en cuenta que todo proyecto serio y con prospección de futuro debe contar con uno. Sólo así sabrás las estrategias que debes emplear, cuanto implementarás uno u otro servicio, si el crecimiento se desarrolla en parámetros de normalidad, la proyección económica que tendrás a 1, 3 y 5 años…

Por último señalar que existen múltiples tipos de presentaciones de proyectos pero en todas ellas deben existir una serie de factores:

  1. El proyecto debe ser real, sin exageraciones ni datos basados en especulaciones.
  2. Debe causar entusiasmo, por lo que resulta realmente necesario que te vuelques y que sientas tuya la idea que presentas.
  3. Material de presentación: flyer, dossier, informe… cualquier herramienta que ayude a seguir tu presentación para facilitar la comprensión de la misma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *